El fútbol de cantera nacional en suspense hasta que tenga un protocolo

Ibai Asejo jugador actual del Juvenil A ante el Danok Bat | Foto: Unai Zabaleta

En el día de ayer el Athletic Club comunicaba el retraso de los entrenamientos para sus equipos juveniles, cadetes (masculino y femenino) y Femenino C previstos para el próximo día 10 de Agosto en Lezama a la espera de la evolución de la situación sanitaria y de los protocolos que se puedan establecer desde los diferentes organismos deportivos.

Todo tiene una explicación y es que al igual que como adelantabamos ayer con la dificultad de la organización de encuentros amistosos en pretemporada si no se establece un protocolo sanitario y se realizan tests en ambos conjuntos no hay OK de la RFEF. Este fue el motivo por el cual no pudo disputarse el amistoso del Athletic Femenino en Santo Domingo de la Calzada el pasado sábado ante la EDF Logroño y sí el previsto para el próximo sábado en Lezama a las 18:00 ante el Atlético de Madrid que prepara la Champions Femenina.

A día de hoy, los clubes de cantera que dependen de la RFEF y el CSD carecen de un protocolo propio para comenzar a entrenar y el que establece la LFP que si dictó hace unos meses el CSD sólo es asumible por los clubes de 1a y 2a División entre los que se encuentra el Athletic.

El problema se complica aún más para los clubes humildes como el Danok Bat, Leioa, Arenas, Santutxu…que comparten grupo a nivel estatal en la División de Honor Juvenil con navarros, riojanos y sorianos. Para estos clubes es inasumible costear el protocolo que marca el fútbol profesional con circuito cerrado de cámaras de video de entrada y salida en las instalaciones, realización de test…

En este sentido, aunque los test no son obligatorios a nivel amateur, clubes como el Danok Bat que dependen de la RFEF en su máxima categoría estatal juvenil tendrán que posponer también su comienzo de la pretemporada que tenían prevista para el próximo miércoles 12 de Agosto como ya está pasando en muchos conjuntos a nivel nacional.

En el ámbito autonómico estatal ya son muchas las federaciones con sus respectivas  juntas y gobiernos que se están poniendo en contacto con los clubes para establecer un protocolo propio al no asumir la competencia el CSD.

Así pues, a la espera de que el CSD y por ende la RFEF asuman la competencia de establecer un protocolo propio el problema actual es de grandes dimensiones con unas elecciones con fecha vista para el próximo 21 de Septiembre.

Hasta el momento sólo queda cumplir con la mayor responsabilidad posible lo que marcan las autoridades sanitarias ante los rebrotes aparecidos en las últimas semanas por el COVID-19. Si no hay un organismo que asuma un protocolo que defienda la práctica del fútbol, la cantera tenderá a polarizarse y eso es algo que aunque no afecte demasiado a las estructuras de los equipos profesionales no nos gustaría que sucediera. Pensar ahora mismo en amistosos o calendarios de la próxima temporada es una utopía sin tener un protocolo propio para las competiciones de ámbito estatal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *