Un penalti cada cuatro partidos en contra del Bilbao Athletic

Guarrotxena anota el penalti ante el Numancia | Foto: Unai Zabaleta

Guarrotxena anota el único penalti anotado de la temporada, ante el Numancia | Foto: Unai Zabaleta

Llegamos a la recta final y es momento de analizar una de las mayores polémicas de la temporada, los arbitrajes.

Es difícil de analizar de forma objetiva los arbitrajes de los partidos, teniendo en cuenta las interpretaciones que cada arbitro realiza de las normas. En este caso me voy a centrar en lo numérico, en la cantidad de penaltis que nos han pitado.

Aunque parezca que no son muchos, son 7 los penaltis que han sancionado a los de Lezama. Parece que no son muchos, pero siempre son polémicos y llegan en momentos de partido que condicionan mucho el juego de los minutos siguientes de juego.

De los 7 lanzamientos sancionados solo 5 han sido anotados. Los dos únicos penaltis parados han sido gracias a Jon Ander Felipe, en los minutos jugados ante las ausencias de Remiro, que no ha logrado detener ningún penal.

Por delante de los cachorros solo están Osasuna y Nastic, con 8 penales sancionados. Con 7 se encuentran Cordoba, Tenerife y Bilbao Athletic. En la otra punta de la clasificación podemos encontrar al Mirandes con 0 y a Alcorcon y Zaragoza con 1.

En cuanto a las penas máximas pitadas a favor de los rojiblancos han sido 5, de los cuales solo 1 ha sido anotado, por Iker Guarrotxena ante el Numancia. Este dato les convierte en el equipo de segunda que más penas máximas ha fallado.

En el otro extremo encontramos al Albacete, el equipo que más goles ha metido de penalti, 6 de los 7 lanzados. Los equipos que no han fallado ningún penal hasta el momento han sido Alcorcón (5), Girona (4), Oviedo (4), Osasuna (4), Nastic (3), Ponferradina (3), Llagostera (2), Alaves (2), Leganés (2) y Tenerife (1).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *