Un gol inverosímil casi al final del partido pero que debió llegar antes da la victoria al Athletic

Aitor Paredes | Foto: Unai Zabaleta

Aitor Paredes | Foto: Unai Zabaleta

Segunda victoria consecutiva del Athletic. Ésta última en Lezama, muy sufrida por lo apretado del marcador ya que los rojiblancos no lograron marcar el gol de la victoria hasta el minuto 88 por medio de Jon Sanmillán.

Los de Iban Fuentes afrontaban el encuentro ante el Ardoi con alguna baja reseñable como la de Beñat en punta de ataque. A pesar de controlar el partido y de disponer de buenas ocasiones de gol en su primera mitad, la más clara en el minuto 28 por medio de Eneko Basaldua gracias a un penalty cometido sobre él mismo, los rojiblancos no lograron adelantarse en el marcador.

La segunda mitad transcurrió por el mismo guión, el Athletic llegaba bien por ambas bandas pero faltaba rematar con acierto en busca de ese gol que con el paso de los minutos se antojaba como esquivo e imposible. De la forma más sorprendente e inverosímil, el gol llegaría en un saque de falta de Ander Dulce tocado por Jon Samillán dentro del área que se introducía en la portería navarra. Ya en la prolongación David Nates no acertó con su vaselina sobre el portero Pablo para hacer el 2-0. El Ardoi lo intentó a balón parado pero sin tiempo para sorprender al Athletic.

Athletic: Sergio (Unai Llorente´46); Markel Bravo, Paredes, Aguado, Kortazar; Dulce, Oier (Sanmillán´64), Basaldua; Rudi (Mayordomo´64), Nates y Pascual (Xabi Garai´53).

Ardoi: Pablo; Mikel, Ekhi, Iván, Rubén; Adrián, Gabriel, Javier, Miguel; Xabier y Julen.

Goles: 1-0 Sanmillán´88.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *