Opinión: Sobre camisetas tributo a Lezama

Mikel Arruabarrena con el Bilbao Athletic en la temporada 2003/04 | Foto: AIOL

Esta mañana New Balance patrocinador técnico y proveedor oficial del Athletic Club hasta 2023 mostraba en su web oficial la equipación visitante ya desvelada hace semanas por Footy Headlines para la temporada 2020/21.

Aunque para gustos están los colores su descripción como camiseta tributo a Lezama es lo que más ha causado revuelo en las redes. Quizás por un despiste de la marca deportiva en su web no han tenido en cuenta que el club rojiblanco aún no ha presentado las equipaciones oficiales y a última hora del mediodía han retirado el enlace de su tienda on-line. Lo cierto es que ya ocurrió lo mismo en alguna ocasión con marcas deportivas precedentes.

La nueva camiseta Athletic Club Away SS Jersey rinde tributo a la aclamada academia Lezama donde el club entrena a sus jugadores jóvenes. Un estampado por sublimación con picos que suben desde el dobladillo representa el ascenso de estos jugadores al primer equipo. 

En mayo de 2017, Richard Wright director general de la marca deportiva de fútbol hacía referencia al acuerdo alcanzado con el Athletic de la siguiente manera:
«Sin dejar de lado la celebración de la herencia histórica del club, nos gustaría aportar innovación y productos de primera categoría al club y sus seguidores.»

Desde luego que la herencia histórica no se ve reflejada por ningún lado salvo que uno sea un apasionado del arte geométrico abstracto e imaginé ese nexo de unión con la esencia de Lezama en unas simples rayas ascendentes hasta el cuello. Con un recordatorio en la camiseta al arco de San Mamés ahora situado en Lezama hubiese quedado una camiseta para lucir con orgullo por todo athleticzale y no una camiseta que bien parece diseñada para los Red Sox de la MLB de Béisbol. Seguro que será cuestión de amoldarse a las estrategias de marketing en el fútbol moderno.

Lejos quedan ya los tiempos en los que la propia marca Athletic diseñaba una equipación unica para todos sus equipos de cantera con la inscripción en la camiseta de Bizkaia con su hoja de roble. La camiseta rojiblanca habitual del primer equipo que no se modificaba hasta 2-3 temporadas después había que ganarsela en cada partido en Lezama. Una equipación original, innovadora y con sello propio que en Agosto de 2003 estrenó el primer equipo en pretemporada en su gira holandesa y disparó las demandas de los aficionados mucho antes de estar a la venta.
Malos tiempos para la lírica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *