Opinión: Igor Angulo sigue haciendo méritos para volver a casa

angulo

Con 33 años Igor Angulo vive su mejor momento profesional en Polonia en el conjunto del Górnik Zabrze siendo el máximo goleador en la Lotto Ekstraklasa con diecinueve goles (veintitrés goles en total hasta el momento en la temporada si sumamos la Copa de Polonia). Números que llaman la atención sobre todo en su lucha por la bota de oro donde ocupa la cuarta posición con 28´5 puntos (factor 1.5) y es tan sólo superado por Immobile (Lazio) 30 puntos, Mauro Icardi (Inter) 32 puntos y Cavani (PSG) 34 puntos. Todos ellos en ligas de primer nivel, con menor número de goles pero donde se emplea el factor 2 para el calculo del trofeo al máximo goleador en Europa.

Lejos queda de aquel fino y talentoso extremo zurdo Igor Angulo que salió de Lezama con 24 años donde con el paso de los años ha sufrido una evolución en su juego. Jupp Heynckes fue su principal valedor y vio en Angulo un autentico diamante en bruto a sus 19 años debutando en Balaidos ante el Celta un 23/03/2003. Fueron cinco minutos en su estreno con el primer equipo del Athletic con el 48 a la espalda. Su ascenso no fue el habitual desde el Bilbao Athletic ya que por aquel entonces jugaba con el Basconia de Edorta Murua. Integrante de aquella sub´21 española de los Andres Iniesta, Dani Jarque, Sergio García, Gabi, Xabi Prieto, Cazorla, Sergio Ramos…la falta de madurez para afrontar una situación meteórica en su corta pero esperanzadora carrera y las lesiones donde problemas continuos de pubis frenaron su progresión sobre todo en su cesión al Nastic de Tarragona privaron a la parroquia rojiblanca de ver a unos de los mayores talentos salidos de la cantera de Lezama de los últimos años.

Es en la temporada 2015/16 en Grecia con el Platanias Chania donde el zurdo de Arangoiti empieza a jugar de delantero y a descubrir su idilio con el gol. Con el Apollon Smyrnis griego marcó 20 goles en 38 partidos lo que le valió para dar el salto a Polonia y fichar por el Górnik Zabrze la pasada temporada siendo el artífice del ascenso a la Lotto Ekstraklasa con 17 goles. Con la entidad de la Alta Silesia suma ya 40 goles en cincuenta y cuatro encuentros.

En Zabrze, Igor es todo un ídolo para su afición y vive un autentico sueño fortalecido en el mejor momento de su carrera como puede desprenderse de sus palabras: “El entrenador va a muerte conmigo; mis compañeros se parten el pecho para que yo marque los goles, nunca había visto un vestuario que confiase tanto en mí, y la afición. 25.000 personas coreando tu nombre te hace sentir una estrella.” 

Angulo a pesar de haber renovado en Octubre hasta 2020 por el Gornik Zabrze y mostrarse encantado en Polonia sólo se iría a un club si le llamasen y eso no es otro que el Athletic Club. “El tren pasa, pero no sabes cuándo y hay que estar preparado para cogerlo en marcha. Siempre tengo el móvil conectado por si me llama el Athletic. Si me veo con opciones de ayudar es ahora, con 33 años, no antes. Estoy en mi mejor momento. No me cierro ninguna puerta. Estaría encantado de volver al Athletic”, aseguró hace semanas en el programa Fuera de Juego de Radio Euskadi.

Habrá mucha gente que será reticente a acometer un fichaje con 33-34 años pero nadie podrá discutir por ejemplo la implicación y aportación en su día de Armando en la portería cuando fichó con 37 años por la lesión de Iraizoz cuando el Athletic le necesitó y posteriormente renovó dos temporadas más por su buen rendimiento. No seré yo quien sea partidario de frenar la progresión de otros delanteros de Lezama como Asier Villalibre o los actuales que están realizando una buena temporada en el filial como Asier Benito, Gorka Guruzeta, Dopi o Iñigo Vicente pero en la actual delicada situación del Athletic todo lo que sea ayudar, sumar y aportar con goles con un futbolista en su mejor momento y de la casa es un “lujo” del que nunca debieramos prescindir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *