Opinión: “El colchón” de las cuentas del Athletic Club

2011_10_11_EU2y6atp9ijS6LVv6jfuh3

12 Octubre 2014

Redacción | Bilbao

La asamblea de compromisarios somete este martes a votación las cuentas auditadas del último ejercicio así como los presupuestos para el siguiente.

Respecto a las primeras, cabe destacar la holgada situación financiera del club. El resultado del ejercicio se sitúa en 28 millones de euros de beneficio, que se derivan fundamentalmente de la rescisión unilateral del contrato de Ander Herrera por parte del jugador, que ha supuesto 36 millones de euros de entrada en caja para la entidad, así como un ingreso contable de unos 31 millones de euros aproximadamente, dado que existían 5 millones de euros correspondientes a los derechos del jugador pendientes de amortizar por la entidad bilbaína, que se dan de baja del activo intangible en el momento de la rescisión y no suponen ingreso.

 Excluyendo dicho suceso, podríamos pensar que la entidad arroja un déficit operativo de 3 millones de euros, (extraído como la diferencia entre los 31 del ingreso de Ander Herrera y los 28 del resultado a cierre), como bien contemplaban los presupuestos formulados para el ejercicio, que los compromisarios no dudaron en aprobar pese al déficit de 3 millones.

 No obstante, excluyendo el beneficio generado por el resultado de Ander, la entidad rojiblanca ha elevado sus ingresos hasta los 66 millones de euros (97 millones de euros totales menos los 31 de la cláusula), cifra muy por encima de los 61 millones que fueron presupuestados en la pasada asamblea. Este exceso de 5 millones, proviene fundamentalmente de 3 apartados: ingresos deportivos (+2 vs presupuesto),  ingresos de socios (+0,5 vs presupuesto) y resultados extraordinarios (+1,5 vs presupuesto).

 El desfase en el capítulo de gastos es menor, supone una diferencia de 0,5 millones, si bien en este caso negativa, y que proviene fundamentalmente unos gastos en plantilla deportiva ligeramente mayores.

 Por tanto, podríamos decir que existe una desviación positiva de 4,5 millones de euros que vendrían a compensar esos 3 millones de déficit contemplados en presupuestos y lo dejarían en 1,5 de superávit.

 No obstante, tal y como se indica en la nota 12.5 de la memoria, el club ha tenido que provisionar 1,5 milllones de euros en relación al impago por parte del Grupo Santa Mónica Sports. Así pues, una vez contemplada esta provisión claramente justificada, el resultado del club es cero, que sería el camino normal para entidad sin ánimo de lucro como lo es el Athletic Club, en un ejercicio de elaboración de presupuestos impecable.

 Pero la junta de Josu Urrutia ha hecho un último apunte contable, seguramente motivado por el margen de 3 millones de déficit que se aprobaron en la asamblea anterior, cuya justificación es un tanto dudosa. El club ha provisionado 3 millones de euros adicionales, que se explican muy vagamente en la memoria, tal y como se refleja en la nota 15 de la misma: “la dotación realizada en el ejercicio en el epígrafe “Otras provisiones” responde a la previsión efectuada con criterios de máxima prudencia, de posibles contingencias que pudieran manifestarse en el futuro derivadas de la gestión ordinaria del club, cuya materialización futura,  de producirse, es indeterminada en plazo e importe.”

 Es decir, no se tiene conocimiento de ningún suceso que pueda conllevar un gasto futuro y además, en caso de producirse, no se sabe ni el plazo ni la cuantía. Pero la Junta ha decidido dotar casualmente los 3 millones de euros con los que ha superado al presupuesto. Así pues, esto no se puede entender de otra manera que como un colchón por si en un futuro vienen mal dadas.

 La junta ha abusado de prudencia y esto va en contra de la imagen fiel de los estados financieros del club. Si a alguien le diera por meter el dedo en la llaga, la Junta tendría que poder justificar muy bien esa provisión, o probablemente las cuentas del ejercicio tendrían que ser reformuladas eliminando esa dotación aparentemente infundada, para pasar a arrojar un resultado de 31 millones de euros de beneficio, que parece más real que los 28 millones de beneficio formulados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *