Meses para dar opciones a la cantera

Ziganda en su último partido con el Bilbao Athletic el 27/05/2017 | Foto: Unai Zabaleta

El resultado en LaLiga, donde el Athletic Club marcha en tierra de nadie, podría propiciar la subida de varios canteranos para comenzar a rodarse con el primer equipo.

La idea de el Bilbao Athletic es clara, surtir de futbolistas al primer equipo. Y año tras año, la cantera da sus frutos, subiendo jugadores que se acoplan a la perfección a los sistemas de juego de uno de los clubs más especiales de España en una Liga Santander en la que el Athletic Club de Bilbao suele estar más cerca de los candidatos al título según las apuestas de fútbol.

Tras alejarse lo suficiente del descenso, el primer equipo se encuentra inmerso en una parte de la clasificación en la que no tiene mucho por lo que luchar, más que por acabar algún puesto por encima de la tabla. Y es que, muy lejos queda la lucha por la clasificación para una Europa League que debilitó mucho al equipo al comienzo del curso.

Queda claro que el hueco dejado por Ernesto Valverde en el banquillo ha sido grande y que a José Ángel Ziganda le ha costado encontrar el equilibrio. Además, la baja de Aymeric Laporte en el mercado de invierno fue una losa complicada de suplir a pesar del gran refuerzo que se hizo al traer a Íñigo Martínez.

Pero, una vez ya conseguido el objetivo de no sufrir por permanecer un año más en Primera División, el Cuco podría dar entrada a hombres menos habituales en sus alineaciones. La idea viene de otorgar más minutos a hombres que acaben de subir al primer equipo como Unai Núñez o Íñigo Córdoba para que estos vayan cogiendo una mayor experiencia sobre el terreno de juego.

Está claro que esta generación es el futuro de un club en el que es muy complicado fichar jugadores de su categoría. Y es que, como se suele decir desde el Athletic, el mejor mercado que el equipo puede mirar es su gran cantera, una de las más potentes de España sin lugar a dudas.

De ahí, cada año salen varios futbolistas para el primer equipo, donde demuestran tener el nivel adecuado para jugar en LaLiga Santander. Hombres que en poco tiempo se convierten en indispensables para una plantilla muy igualada y competitiva.

Además, en los últimos años el buen rendimiento del primer equipo ha propiciado que en varias ocasiones el Athletic tenga que jugar tanto en competiciones europeas como las rondas finales de la Copa del Rey. Este hecho exige más a un equipo que tan complicado lo tiene para competir con los multimillonarios fichajes de FC Barcelona, Real Madrid, Atlético de Madrid, etc.

Para hacernos una idea de la importancia de la cantera en este club, la temporada comenzó con 20 de los 25 jugadores en plantilla con paso por Lezama. El cambio de Laporte por Íñigo Martínez ha reducido esa cifra, que aún así es la más alta de La Liga Santander sin ninguna duda. El resto de los conjuntos no superan los 15, en sus mejores casos, siendo muy reseñable el del Barça, que en cuatro campañas ha reducido el número de canteranos en el primer equipo a prácticamente la mitad.

Gracias a ello, entre otras cosas, el Athletic pudo acabar el derbi ante la Real Sociedad con 10 hombres formados en sus categorías inferiores. Mikel Rico fue el único superviviente de los cuatro futbolistas que comenzaron el encuentro sin ser de la cantera, ya que tanto Raúl García como Óscar de Marcos y Mikel Balenziaga fueron sustituidos por el entrenador de los leones.

Parece que incluso estas cifras podrían elevarse en las últimas jornadas del campeonato. El Cuco tiene ante sí la posibilidad de alinear un 11 repleto de canteranos y poder así demostrar donde reside el poder de uno de los clubs más laureados de todos los tiempos en España.

De aquí en adelante, Ziganda podrá seguir dando entrada y confianza a hombres como Unai Núñez, Íñigo Córdoba, Yeray Álvarez o Kepa Arrizabalaga, cuatro de los últimos canteranos en subir al primer equipo. Los dos primeros son los últimos en acoplarse al equipo, mientras que los otros dos ya han adquirido una mayor experiencia. Eso sí, especial es el caso de Yeray, que a pesar de no ser esta su primera campaña, no ha podido jugar demasiados encuentros debido a la enfermedad grave que sufrió la temporada pasada y parte de esta.

Un gran ejemplo de lo que es Lezama se puede observar en un futbolista como Kepa. El portero ha despuntado en muy poco tiempo, convirtiéndose en una estrella mediática a los meses de su debut.

A pesar de tener ofertas de grandes clubes europeos, el Real Madrid el más interesado, el canterano decidió renovar y elevar esa cláusula de rescisión que se la había quedado tan corta desde su subida al primer equipo. Un estatus que además creció mucho al entrar en las convocatorias de la selección española absoluta, siendo el único futbolista del Athletic que acude a estas como asiduo desde la llegada de Julen Lopetegui a su banquillo.

Estos son un poco los casos que los jóvenes cachorros de Lezama tienen que seguir. Tienen la opción de emular las carreras de grandes leyendas como son Markel Susaeta (21 años en el club, 11 temporadas en el primer equipo), Ander Iturraspe (10 campañas con el Athletic) o Iker Muniain (9 temporadas en el primer equipo a sus 25 años) que aún siguen en activo. Jugadores que a pesar de haber rendido mejor o peor, siempre han querido estar en el club más importante de sus vidas, ya que recordemos que todos ellos han debutado con la selección absoluta y han tenido ofertas para marcharse y cobrar más dinero seguramente que en el Athletic.

Parece que, los jugadores más próximos a subir al primer equipo podrían ser Andoni López o Unai Bilbao, aunque todo ello dependerá sobre todo de las necesidades que Ziganda tenga en su plantilla de cara a la próxima temporada. También hay futbolistas que están realizando un gran trabajo con el Bilbao Athletic y es por ello por lo que el Cuco les sigue muy de cerca, como podrían ser los casos de Andoni López, Íñigo Muñoz, Gorka Guruzeta, Asier Benito, Peru Nolaskoain o Tarsi Aguado.

Cuando hay lesiones, Ziganda cuenta con varios de estos nombres, dependiendo un poco los puestos que tiene que cubrir. Por esa razón, parece que estos son los hombres encargados de dar la continuidad a una cantera que parece infinita. Y es que Lezama siempre ha sido una de las cunas más importantes del fútbol europeo en cuanto a categorías inferiores, todo un ejemplo en tiempos donde el dinero, tanto de fichajes y salarios, es muy elevado al de hace tan solo uno o dos años.

Ahora Ziganda tiene un par de meses para ir subiendo y probando a futbolistas que le puedan servir como refuerzos para la campaña que viene, además de seguir confiando en los canteranos que más recientemente han triunfado en el club como son Kepa, Yeray, Iñaki Williams o Unai Núñez, entre otros.

Además, la posibilidad de poder hacer la pretemporada que viene con el primer equipo está ahí, por lo que los canteranos que suban estos meses tendrán que aprovechar bien las oportunidades que Ziganda les brinde tanto en partidos como en entrenamientos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *