Iker Undabarrena: el “cerebro” del Bilbao Athletic

Iker Undabarrena | Foto: Unai Zabaleta

Iker Undabarrena | Foto: Unai Zabaleta

22 Junio 2015

Javi Martin | Bilbao

Iker Undabarrena es un futbolista indiscutible en los onces de Ziganda. Esta temporada acumula 2.866 minutos en 33 partidos, todos ellos de titular. Tan sólo un par de lesiones musculares en Diciembre y Marzo le han privado de ser con diferencia el cachorro más utilizado junto a Sabin Merino.

Además lo hace en una posición capital a la hora de elaborar y sostener al equipo. Sin un recambio natural, es un centrocampista dotado técnicamente para organizar la iniciación del juego desde campo propio ayudado por una alta precisión en los cambios de juego para descargar el juego a bandas ante la presión rival. Su evolución parece evidente pero no todo fue tan sencillo temporadas atrás.

El gorliztarra siempre ha sido una de las joyas de Lezama. Particularmente me quedé fascinado la primera vez que lo vi jugando en el habitual campeonato nacional alevín para la selección de la liga. En una generación que empieza a dar sus frutos como la del 95 fue creciendo y pasando por las categorías inferiores de la selección española sub´16, 17 y 19. Una gran temporada en el Juvenil Nacional rubricada con un gran torneo en el Mundialito de clubs sub´17 disputado en Madrid le valen su ascenso al Basconia. Su debut en el primer equipo con tan sólo 17 años en la UEFA Europa League ante el Hapoel Kiryat Shmona a las órdenes de Marcelo Bielsa estando en el Basconia fue llamativo para un juvenil que se había saltado debido a su meteórica progresión la categoría de división de honor juvenil. También esa temporada formó parte del Athletic sub´19 que disputó la NextGen Series.

Faltaba el penúltimo escalón, el Bilbao Athletic. La temporada pasada la presencia de Ziganda marca un antes y después en su crecimiento futbolístico. Tan sólo 21 partidos, 9 de ellos como titular con 842 minutos disputados muchas veces en una posición extraña para él como es la de interior ayudando al pivote como era Iñigo Eguaras. Undabarrena parecía pasar a un segundo plano pero nada más lejos de la realidad, la temporada pasada empezó a adquirir otros registros futbolísticos como el pensar de espaldas, girar y ganar en las disputas todo ello con la clara intención de formar un pivote más completo.

Hoy se empiezan a ver esos frutos de un tiempo difícil para un futbolista que siempre ha estado entre los elegidos en Lezama. El futuro dirá si Undabarrena por méritos propios llega al primer equipo en una posición donde tan sólo Iturraspe es un especialista en esa posición. Tampoco se atisba desde categorías inferiores más meritorios en una posición tan importante como la de “6” .

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *