De contactos y renovaciones

4 Octubre 2013

Juanma Velasco | Bilbao

ibai-1

Ibai Gomez en rueda de prensa | Foto: Unai Zabaleta

Un buen periodista y amigo, que en este mundo las dos cosas pueden coincidir, utilizó twitter el pasado jueves para extrañarse sobre la postura del club en la posible renovación de Ibai Gómez. “Abrir conversaciones”. Eufemismo que esconde un hola, qué tal? Tenemos que hablar con discreción. Hasta hoy!… La frase en cuestión, que posiblemente repitiese en su programa de radio aunque a uno no le da el horario escolar para escuchar todo lo que le gustaría, encierra mucho más sentido que una simple arenga. Es más, invita a interpretarla. Y claro, como todo en esta vida, hay varias vías para ello. En el caso de Ibai Gómez, me da que el Athletic optará por la prudencia. Más todavía cuando desde el entorno del futbolista se ha lanzado el supuesto interés del Tottenham por contratarle. Y es así porque esa información no es una invención de una tarde de café y magdalenas sino una filtración de alguien más o menos cercano al jugador, aunque a éste probablemente le haya hecho la misma gracia que a cualquier individuo una galerna el primer día de playa después de un invierno siberiano.

Ibai Gómez finaliza contrato en un puñado de meses y el Athletic tiene que manejar la ventaja en la negociación. Entregarse de salida en una conversación de este tipo solo se podría interpretar en clave de necesidad y ofrecería una fuerza absoluta al futbolista, que ahora parece tocado por el favor del público y que encadenando un par de buenas actuaciones puede poner a mucha más gente de su parte.  Da la sensación de que desde Ibaigane, como han hecho los dos últimos años, abrirán la puerta a un acuerdo cómodo para las dos partes : vamos, que si el chico se quiere quedar, no habrá Urrutia ni Amorrortu dispuesto a impedirlo. Ahora bien, otra cosa es cómo se quiera quedar. Y ahí entra el aspecto económico.

El bilbaíno tiene buenos ejemplos en la plantilla para darse cuenta de cómo actuar. Entre ellos, Gurpegi e Iraola, que ya acumulan una buena etapa de rojiblancos y que están en el camino de seguir siéndolo. Sin demasiados rodeos ni apretando con intereses venidos del extranjero. Habrá quién sostenga que tanto Iraola como Gurpegi están en la curva descendente de su carrera y que serían tontos dejando la oportunidad de firmar uno o dos años más como leones. Y quizá utilicen ese argumento para dar más valor a un esfuerzo en la renovación de Ibai Gómez, más joven y con más recorrido que dos de los capitanes de la primera plantilla. Pues bien, el ejemplo de continuidad y fidelidad a unos colores no hay que mirarlo solo en los veteranos. Un coetáneo de Ibai Gómez se maneja desde hace meses sin representante. Lo tuvo y agradeció sus servicios, al tiempo que mantiene una buena relación personal con él, pero el chico considera que para seguir en el Athletic, que es lo que más quiere, no necesita más que un buen rendimiento. El resto, defiende, llegará añadido. También el sueldo y la ficha, que en Bilbao continúa por delante de lo que se cobra en varios cientos de kilómetros a la redonda.

 

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *