Scouting: Sestao River

21 Marzo 2015

Víctor Lafuente

SESTAO RIVER
Plantilla:
Raúl Dominguez: Portero de buenas prestaciones bajo el arco, ágil, y concentrado, buenos reflejos, posee un menor dominio del área y de situaciones de envíos laterales, resulta menos seguro en el juego corto de pies, soliendo iniciar siempre en largo, donde sus ejecuciones en permiten ganar metros al bloque., y son buscadas de modo continuado.

Igor Etxebarrieta: Portero ex Lezama, llego a ser convocado con el primer equipo, completo, aseado en todos los aspectos del juego, se maneja en el juego aéreo a pesar de no contra con gran altura, por su atrevimiento y decisión.
Resines: Lateral derecho, que gracias a su polivalencia puede actuar como central, serio, concentrado, buen marcador, contundente, maneja el tackle para desposeer de balón al rival  y rápido, en fase ofensiva selecciona sus progresiones, y aporta sencillez al juego, no suele complicarse en exceso.
Nacho Neira: Central con experiencia en equipos bizkainos, concentrado, con buena capacidad para la anticipación, contundente, poderoso en el juego áereo, sufre en espacios abiertos y en cambios bruscos de dirección o velocidad, y cuando se percute a su espalda, con balón suele elegir desplazamientos medios o largos, buscando a compañeros alejados.
Cabero: Central, puede actuar como pivote, tácticamente es un jugador importante con buena lectura de juego, con capacidad para anticipar conductas rivales y salir del sitio para intervenir por delante de la linea defensiva, muy fuerte en el juego aéreo y peligroso en la estrategia ofensiva, con balón se muestra acertado, capaz de iniciar en corto y buscar la siguiente linea con pases que eliminen opositores, suple su nivel de velocidad con experiencia e inteligencia táctica.
Artabe: Lateral zurdo, cedido desde Lezama, puede actuar tanto de central como de Interior del mismo sector, jugador físico de buen recorrido,capacidad atlética para la marca, y despliegue para proyectarse en ataque. Comenzó sin minutos pero tras revertir la situación, y sus buenas actuaciones en los últimos partidos, le otorgan espacio en las alineaciones.
Sergio Rodriguez: Lateral izquierdo, al cual la irrupción de Ander Artabe en el once, y sus cualidades técnicas le han ubicado como exterior zurdo especialmente en los encuentros fuera de casa, defensivamente es un lateral solvente, correcto en la marca, al cual sus principales problemas se vislumbran cuando se posiciona como alejado a balón teniendo que defender situaciones de remate, con balón, en fase ofensiva tiene facilidad para ubicar a compañeros mediante el pase, y progresar con balón, sus centros desde el perfil zurdo cuentan con precisión y suelen dar ventaja al rematador.
Alex Cacho: Lateral diestro , que posibilita ubicarlo en ambos perfiles, aunque Viadero solo le ha utilizado en el sector derecho.  Pegajoso en la marca, tiene problemas para defender el intervalo entre él y su central próximo, en ocasiones tiende a separarse demasiado de la linea defensiva y priorizar la defensa individual sobre la grupal, sacrificado, y concentrado domina, el posicionamiento en situaciones de rechace y segunda jugada, en fase ofensiva no se prodiga hasta linea de fondo y técnicamente no se encuentra cómodo en situaciones de progresión, si tiene una buena capacidad para el centro.
Jaio: Central o pivote, ex Lezma, en la fase final de su carrera, sus capacidades no se encuentran en su punto más alto pero lo suple con su veterania, y su dominio del juego aéreo, dominio de la posición e inteligencia táctica, sufre en situaciones de giro y cambio de dirección y en desplazamientos donde denota falta de velocidad especialmente en espacios amplios a su espalda.
Eneko Rubio: Pivote, Viadero le ha utilizado como acompañante de Jito en alguna ocasión, criado en Lezama donde llego al Bilbao Athletic, jugador completo, técnicamente aseado, con despliegue, recorrido, llegada, y un sacrificio defensivo encomiable. Las dos últimas campañas ha visto mermados sus minutos de juego.
Dani Guerrero: Mediocentro, un fijo para Viadero, conjuga capacidad defensiva, donde realiza un trabajo oscuro como mediocentro, y es el jugador por el cual pasan las breves secuencias de circulación de balón de los verdinegros, siendo el mediocampista más apto para encontrar pases que conecten con los adelantados, especialmente en situaciones de banda, la mayoría de dejadas de Jito suelen tener como objetivo contactar con el y a partir de esto progresar en el juego.
Ander Lafuente: Ex lezama, en el River ha abandonado su ubicación a pierna cambiada para participar principalmente en el sector diestro, jugador habilidoso y de buen 1×1, capaz de desmontar lineas de presión con sus acciones, y determinante cuando aparece cerca del área, ha perdido presencia en esta segunda vuelta.
Maestresalas: Pivote muy versátil, lo que la ayudado en temporadas anteriores a ser ubicado en numerosas posiciones, jugador trabajador y voluntarioso y de un alto nivel físico, posee buena llegada al área contraria.
Medina: Pivote posicional con paso por la segunda división, agresivo, intenso, ejecuta sus acciones sin balón a un alto nivel de exigencia, muy bueno tácticamente, presta ayudas defensivas tanto a su línea como a la posterior, posibilidad de ayudar entre centrales, con balón es un jugador de pocos contactos, ordenado, sin tendencia a la perdida, busca circulaciones simples y generalmente horizontales, y ayuda a equilibrar el posicionamiento de los avanzados.
Khous: Fichaje exótico de los verdinegros, extremo diestro que puede actuar tanto a pierna natural como cambiada, habilidoso, de gran nivel técnico, muy dotado para el desborde, su potencia para la salida le ayudan a ser un futbolista importante en este aspecto, se muestra algo irregular y discontinuo en su rendimiento.
Yanis Rahmani: Jugador cedido por el Athletic,  técnicamente muy dotado, de lateralidad zurda, creativo, con buena visión de juego, talentoso y con una velocidad gestual innata, en la factoría rojiblanca se le achacaba cierta dificultad para insertar sus posibilidades dentro de un contexto colectivo, la disciplina de un equipo tan experimentado como el River pueden ayudarle en  este objetivo.
Ricki: Extremo zurdo, de gran golpeo, encargado de la ejecución de la estrategia, capacidad para jugar por dentro, buena asociación, finalizador, suma 7 goles esta temporada, buen despliegue defensivo.
Jito: Autentica referencia del juego ofensivo del Sestao River, todos los reinicio e inicios del juego le buscan en largo, para a partir de su acción iniciar un ataque en condiciones ventajosas cerca del área rival, con posibilidad de llegar a zonas de finalización en pocos toques y sin la necesidad de asumir riesgos en la salida. Jito domina el juego aéreo, y le suma una gran capacidad para controlar envíos lejanos y orientarlos de cara al compañero con la posibilidad de ser jugados con ventaja, en el área, es un gran finalizador, capacitado para hacer prácticamente de cualquier factura, sus condiciones físicas no son las idóneas, pero su experiencia, posicionamiento, adicionados a su tipo de juego el cual no le exige recorrer grandes espacios le hacen muy útil para su equipo. En fase defensiva si que su poco protagonismo condicionan al equipo a la hora de construir situación de presión tras perdida o presión adelantada, y una vez superado no trata de recuperar una posición de defensa activa.
Nacho Rodriguez: Delantero experto y de dilatada trayectoria que ya coincidió con Viadero en el fútbol cántabro, jugador con capacidad para explotar los espacios a espaldas del rival, listo, suele aparecer con frecuencia en los intervalos entre centrales, y centrales y laterales, tiene buena finalización, y se muestra intuitivo en los últimos metros, forma un buen tamden con Jito, defensivamente es trabajador y comprometido con el grupo.
¿Cómo juega el Sestao River?
Si bien el juego no se vio alterado las alineaciones del Sestao River sufrieron un profundo cambio coincidiendo con la racha de 6 partidos sin ganar y la llegada del mercado invernal que conllevo la entrada y salida de jugadores.
¿Cómo ataca el Sestao River?
– Juego directo:
El juego ofensivo del Sestao River se distingue por un gusto predominante por los medios directos ofensivos, todas las reiniciaciones del juego se realizan en largo, buscando casi en su totalidad al jugador referencia, Jito, el cual además de gran capacidad para el juego aéreo, aúna virtud para jugar de espaldas, descolgar balones y generar relaciones que faciliten las situaciones ofensivas sucesivas. El bloque se sitúa avanzado para ser compacto ante la segunda jugada, los medios centros escalonan sus posiciones y el lateral del lado de balón adelantado para generar mayor densidad cerca de la disputa. Nacho Rodriguez provoca movimientos buscando la profundidad a la acción de Jito, y los extremos centran su posicionamiento, para ser potenciales receptores tras obtener la posesión. Tal es la predilección de los de Viadero por este estilo de juego que ni siquiera se dan relaciones entre cercanos previas al golpeo, generalmente es Raúl Dominguez quien desde un reinicio o tras ganar metros al recibir, golpea en largo.
– Juego de contragolpe.
 El River no se distingue por ser un conjunto excesivamente contragolpeador, su estructura defensiva le hace recuperar lejos de portería rival y las capacidades físicas de los jugadores más avanzados tampoco facilitan la transición rápida, especialmente Jito el cual se encuentra más cómodo con otro tipo de ataque. Si que obtiene situaciones de ataque rápido cuando el bloque consigue defender más avanzado y compacto y las recuperaciones les permiten contactar con futbolistas como Lafuente o Khous los cuales poseen capacidad de desborde a través de la conducción rápida de balón, más que contraataques colectivos logran situaciones individuales de progresión tras un robo en zona avanzada, como en los dos goles logrados en su victoria en Lezama, de la primera vuelta.
 
– Ataques combinativos.
Es la opción menos utilizada por el equipo de la margen izquierda, sus iniciaciones siempre son largas, evitando circular el balón y superar de forma directa lineas de presión, si tras ganar la posesión posterior al envió directo y no poder llegar con velocidad a zonas de finalización, las asociaciones del conjunto de Viadero son simples buscando a través de la linea de medios centros conectar con el sector transversal menos ocupado y con la incorporación del lateral jugar situaciones sencillas de 2×1 o 2×2 en banda que desemboquen en centros laterales sobre zonas de remate.
– Ocupación de zonas de remate.
La poca intervención de los puntas en espacios laterales les optimiza para presentarse como posibles rematadores, la continua generación de situaciones de 2×2 contra centrales en zona de remate crea problemas en la defensa del contrario, obligando a corregir con un lateral o un medio centro, y en caso de no correción defender en una zona delicada con igualdad numérica, a esto se le suma la presencia habitual del extremo del lado alejado a balón, el cual busca situaciones de segundo palo.
La llegada del resto de jugadores de segunda linea se torna compleja, ya que las pocas relaciones horizontales y la profundidad que trata de imponer en sus ataques les resta tiempo para llegar.
¿ Como defiende el Sestao River?
– ¿Donde posiciona el bloque defensivo?
El equipo Sestaotarra utiliza diferentes ubicaciones del bloque, a distintas alturas para condicionar el ataque del rival, en los primeros minutos  suele avanzarlo especialmente ante saques de puerta para forzar al oponente a jugar el largo, y en situaciones de desventaja, pero a medida que trascurren los minutos se tiende a retrasar el bloque a un posicionamiento intermedio, pudiendo llegar a plegado si el agobio por el juego del rival dificulta avanzar con balón.
– Presión tras perdida.
La presión tras perdida solamente puede ser activada cuando el bloque defensivo se encuentra avanzado y compacto, con el paso de minutos y la progresiva desaparición de Jito en la presión obligan a recomponer lineas en detrimento de buscar una recuperación inmediata tras perder el esférico.
– Defensa de la iniciación rival.
Como referenciamos en los dos aparatados anteriores la defensa de la primera fase del ataque, esta determinada por el nivel físico de sus jugadores adelantados ( especialmente Jito) cuando el nivel de éste desciende es insostenible mantener un posicionamiento alto, esto suele ocurrir alrededor del minuto 30 del primer tiempo, facilitando la salida asociada del rival quedando Jito como primer punta y trabajando Nacho Rodriguez por detrás, formando un 1-4-4-1-1, en sustitución del 1-4-4-2 inicial en esta fase. Las líneas de 4 tienen un comportamiento  activo para dificultar las recepciones, pudiendo salir de zona para limitar al rival , especialmente los medioscentros, mediante una dinámica posicional bien ajustada, consiguen presionar y equilibrar constantemente con independencia a la zona del campo, la compenetración en sus movimientos es muy alta. Los laterales también salen de su línea para acompañar a los extremos y complicar que aparezcan en la circulación de balón.
– Defensa de la progresión rival.
Una vez superada la presión de los puntas, se estructuran dos líneas de cuatro, tratando  que la distancia entre estas no sea amplia ( 15 – 20 m) que no permita recepciones entre líneas con tiempo para girar, y facilite corregir el posicionamiento, los mecanismos de son similares a los mencionados en el punto anterior, pero disminuyendo el riesgo y no acudiendo ante estímulos discriminativos poco nítidos que conlleven perder la posición, si el lateral avanza para obligar a recibir de espaldas a su oponente directo y que no gire el extremo retrocede para evitar espacio a su espalda.
– Defensa de la finalización rival.
La focalización de los medioscentros a impedir la aparición de rivales en las zonas anteriores a ellos, les dificulta la posibilidad de ayuda sobre sus centrales, los cuales tampoco son socorridos por sus laterales dejando intervalos amplios en zonas laterales, y teniendo dificultad para ajustar situaciones de 2×2 con puntas o medias puntas rivales, cuando el rival consigue llegar a línea de fondo la línea de medios retrocede llegando a acumular hasta 8 efectivos para disuadir la finalización.
 
– Acciones a balón parado.
– Ofensivas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *